Visit Chiapas Logo
EN

¿Qué estás buscando?



Paco Méndez, el explorador de la Sima y el Río

Thursday 23 September 2021

Hay gente que dota de un carácter único el lugar donde reside, Paco Méndez es uno de ellos. Explorador, investigador, escalador, espeleólogo, fotógrafo y gran difusor del patrimonio natural y cultural de Chiapas. Con una interesante vida que se ha entrelazado profundamente con La Sima de las Cotorras, El Río la Venta y El Arco del Tiempo. Sus ojos han descubierto huellas de culturas prehistóricas y prehispánicas, y ha empeñado mucho tiempo y esfuerzos en compartirlas con el mundo. Hoy queremos contarte sobre este hombre y sus tesoros.


Fue en 1993 cuando Paco Méndez realizó su primer descubrimiento arqueológico, fue en el cañón Río la Venta, desde entonces se dedica totalmente a la escalada explorativa en paredes rocosas, descubriendo muchas grutas importantes y numerosas pinturas rupestres; fue colaborador fundamental en el proyecto Río la Venta y coautor del libro “Río la Venta Tesoro de Chiapas”. En agosto de 2010 publicó el libro de su autoría “El Río La Venta y el Arco del Tiempo” e inició un proyecto para promover al arco como Patrimonio de la Humanidad.
 


Desde la cascada El Aguacero hasta el embalse de la presa de Malpaso, en el Puente Chiapas, se extiende esta fractura geológica de paredes verticales, cavernas y cascadas; cuya belleza solo es accesible para expedicionarios, aquí se encuentra El Arco del Tiempo, el arco natural más alto del planeta con 158 metros de altura, 255 m. de largo y 35 m. de ancho, así como más de 87 mil años de antigüedad. Esta formación geomorfológica, se une a otras varias bellezas escénicas del paisaje, como las Cascadas de La Conchuda y El Aguacero, que se encuentran dentro del Cañón. Para llegar al Arco del Tiempo es necesario realizar una expedición de días y es necesario tener un guía experto durante la travesía.

 

 

 

Otro de los tesoros de Paco Méndez es La Sima de las Cotorras, tenía alrededor de ocho años cuando su padre lo llevo por primera vez la gran oquedad, el conocerla marcó su vida. Se cree que dicho orificio de 160 metros de diámetro se formó por miles de años de erosión, aunque otra teoría considera que pudo tratarse de una caverna cuyo techo se desplomó. Sea como haya sido, el resultado evolutivo de la Sima de las Cotorras es fascinante. En el suelo de este hoyo crecen una gran cantidad de orquídeas y árboles, poco comunes en la región, que alcanzan los 30 metros de alto.

 

Las personas pueden caminar por delgados pasillos naturales de roca y asomarse hacia abajo. Incluso hay algunas paredes en donde hay la oportunidad de apreciar algunas pinturas rupestres como manos, representaciones de humanos y animales, plasmadas en tonalidades rojizas y negras. Paco Méndez ha estudiado a detalle cada una de las pinturas, pero antes tuvo que estudiar sobre arte prehistórico para saber cómo entenderlas.


Paco Méndez, ha ampliado los estudios e investigaciones no sólo en el área; también ha hecho otros descubrimientos en la zona reconocida como de ocupación Zoque en la antigüedad, principalmente en el Río la Venta, como el Tapesco del Diablo.

Diez veces más difícil de escalar que el área del Tapesco del Diablo, y 11 años después de haberla visto por primera vez, Paco llegaría tras varios intentos a el  Arco del Tiempo y el Espejo Prehispánico… 

Todo esto es resultado de más de 25 años explorando, una vida dedicada a la aventura y a las maravillas de Chiapas.
 

Artículos relacionados

Otros artículos que te pueden interesar