Visit Chiapas Logo
EN

¿Qué estás buscando?



10 cosas que quizá no sabías de la Z.A. de Palenque

Friday 21 January 2022

La selva de Chiapas esconde una de las antiguas ciudades mayas más impresionantes, un lugar lleno de magia y misticismo que envuelve, haciéndote imaginar otros tiempos, las épocas distantes en las que tuvo su apogeo, cuando fue sede de una poderosa dinastía que dominó una extensa región del norte de Chiapas y el sur de Tabasco. Se cree que hacia el año 800 contaba con una población cercana a los 8,000 habitantes y a partir de entonces la ciudad comenzó a declinar. Un siglo después la ciudad estaba completamente abandonada, sin que se conozcan de manera clara las razones de su caída, dejando abierto un gran misterio que ha llevado a explorarla una y otra vez. Te contamos 10 cosas de esta zona arqueológica, una parada obligada durante cualquier viaje por Chiapas. 

 

1.- Después de ser abandonada, estuvo más de 1,000 años oculta.

Oculta al mundo durante siglos, la magia de Palenque fue redescubierta en el siglo XVII. La primera visita de un europeo a Palenque fue la de fray Pedro Lorenzo de la Nada, aunque El primer europeo que divulgó la existencia de Palenque parece haber sido el canónigo Ramón Ordóñez y Aguiar, presbítero de Ciudad Real de Chiapas, hoy San Cristóbal de Las Casas, a fines del siglo XVIII. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lesly Padilla 🦋 (@leslypglez)

2.- Su nombre se perdió en una traducción.

Los antiguos habitantes locales le conocían con el nombre del riachuelo Otolum, cuyo significado es “casas fortificadas” en lengua chol, aunque la zona arqueológica toma su nombre de la comunidad vecina fundada a finales del siglo XVI: Santo Domingo de Palenque, fundado en 1567 por fray Pedro Lorenzo de la Nada, evangelizador de la selva lacandona, quien hizo una traducción del término Otolum, dado por los choles que habitaban cerca de la antigua ciudad, vocablo que significa “lugar fortificado”.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Victoria Figueroa Ruíz (@rofigru)

3.- Sólo el 10% de la antigua ciudad maya ha sido explorado 

La ciudad era enorme y de muchísima importancia, el área total del sitio arqueológico es de 1,780 hectáreas, donde 1,400 edificios se han registrado y de los cuales sólo aproximadamente 10% se han explorado, pues si se decidiera explorar todo el lugar arqueológico, habría que derribar una significativa porción de la hermosa selva chiapaneca.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Palenque Chiapas Oficial (@palenquechiapasoficial)

4.- No todas las tumbas son de gobernantes, ni todas son tan antiguas. 

Alberto Ruz L’Huillier es uno de los exploradores más representativos del trabajo que se ha hecho en Palenque, en 1949, después de más de 1,200 años, fue la primera persona en encontrarse con el último gran gobernante de Palenque, el Rey Pakal, esto al encontrar su tumba bajo el templo de las inscripciones, edificio frente al cual descansan sus restos, en una tumba discreta con una placa en su honor. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Claudia Alejandra Treviño Aguilera (@claudiaaguilerra)

5.- Primero se construyó la tumba de Pakal y posteriormente el Templo de las Inscripciones.

Este edificio fue construido durante el reinado de K’inich Janahb Pakal (615-683 d.C.) con la finalidad de albergar sus restos mortales y el orden en que se efectuó la construcción es evidente, dado que las dimensiones del sarcófago y la lápida son mayores que la puerta de acceso a la cámara mortuoria.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jo (@2536.eric)

6.- La identidad de la “Reina Roja” es aún un misterio sin respuesta. 

En 1994, se descubrió en el Templo XIII de Palenque, una subestructura con una puerta y un pasillo que la llevó a encontrar tres recámaras, en una de ellas se encontraría el sarcófago de la Reina Roja.​ Debido a que el sarcófago no cuenta con inscripciones, la identidad no ha podido ser establecida, pero gracias a las características y ubicación de la tumba se puede concluir que se trata de una persona de la más alta jerarquía en la sociedad maya. La osamenta fue cubierta con un mineral compuesto de mercurio y azufre de color rojo, esto y la confirmación de ser una mujer, fue lo que hizo que la bautizaran como la Reina Roja.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rodrigo Pantoja Calderon (@rodrigopantojacalderon)

7.- El astronauta Maya de Palenque. 

Hay una corriente de pensamiento, en la que se cree que la tabla encontrada en la tumba del Rey Pakal, es la representación de un ser extraterrestre en una nave espacial, cuyas manos manipulan un tablero de control, sus pies unos pedales, y que tiene la nariz conectada a un dispositivo para respirar, mientras que en la parte inferior se observan las llamas producidas por su despegue rumbo al espacio exterior. Pero nada más alejado de la realidad, se trata en realidad de una lápida en la que se representa a K’inich Janahb Pakal y su ascenso del inframundo hacia las alturas celestiales, su renacer como una entidad divina al seguir el camino de la ceiba sagrada, ataviado con los elementos del gobernante y rodeado por elementos característicos de la iconografía maya.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Centro de Estudios Históricos (@ceh.ubo)

8.- La mejor vista de Palenque está en el Templo de la Cruz. 

El Conjunto de las Cruces está formado por una serie de templos que fueron construidos por el hijo de Pakal, estos son el Templo del Sol, el Templo de la Cruz Foliada y el Templo de la Cruz, este último además de dejarte ver una vista impresionante desde arriba de la zona arqueológica, también atesora en su interior una escultura en pared que muestra la cabeza del monstruo de la tierra.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Museo Alberto Ruz Lhuiller (@museodesitioalbertoruzlhuiller)

9.- Aún hay muchos secretos por ser descubiertos.

Es a través de los estudios y la exploración que aprendemos del interesante pasado de estás antiguas culturas, por ejemplo, los hallazgos encontrados en este sitio confirman que los mayas tenían una organización social y religiosa compleja, así como admirables conocimientos arquitectónicos, astronómicos y matemáticos. Además, los jeroglíficos de Palenque hablan de la historia militar de la ciudad, de las hazañas de sus gobernantes, de su calendario y sus rituales, aportando información invaluable sobre la cultura maya, que estamos seguros continuará sorprendiéndonos  mientras más estructuras se continúan estudiando con el paso del tiempo. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lαυ ☾ (@lauraep95)

10.- Palenque es mucho más que una zona arqueológica. 

Y no solo hablamos de su función como testimonio de nuestro gran pasado, Palenque también es una reserva natural y una ciudad, por lo que en tu viaje quizá te convendría considerar más de un día para explorar la zona, así podrás probar la gastronomía del lugar y conocer lugares cercanos como Misol Há y el Ecoparque Aluxes. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Tanja (@tanjas.littleworld)

Artículos relacionados

Otros artículos que te pueden interesar